27 de octubre de 2020

Pizza de chocolate

 

Hoy cenamos ¡pizza de chocolate!

Mi pinche Lucas y yo, hemos hecho esta pizza de chocolate (a petición del pinche), también la hemos decorado (muy a mi pesar) de temática Halloween.

Todos los años comento que no me gusta nada Halloween, me parece una fiesta fea y sin gusto, pero este año algo ha cambiado, y es que tengo un niño de cuatro años en casa que, todo lo que cocino, me pide que sea de Halloween. 


Así que esta pizza de chocolate tan riquísima, para la que tenía tantos planes de decoración, pues ha acabado siendo una telaraña con calabazas de Lacasitos.

Si tenéis en casa niños, hacedla con ellos, se lo pasarán genial decorándola a su estilo.


Ingredientes para la masa:

  • 250 gr de harina de trigo
  • 1 cucharadita bien llena de levadura
  • 125 ml de agua
  • 54 ml de aceite de girasol
  • una pizca de sal
  • 80 gr de azúcar
  • un chorrito de extracto de vainilla (o azúcar vainillado)

Empezamos menclando en un bol la harina con la levadura, añadimos el azúcar y la sal.

Añadimos ahora el agua, el aceite y el extracto de vainilla y amasamos hasta que quede una bola que se despegue de los laterales del bol.

La tapamos con un paño seco y dejamos una horita hasta que aumente de volúmen, no es necesario dejarla mucho, de hecho, si me meten prisa como ha sido en este caso... la estiro casi directamente y queda estupenda. 

Pasado este tiempo, la estiramos sobre papel vegetal para horno y horneamos en el nivel más bajo del horno a 160 grados. Se hace rapidísimo, cuidado que no se os queme.


  
Todavía caliente, es el momento de decorarla.
 
En este caso, Lucas puso una capa generosa de Nutella.
 
Por otro lado, preparé en un vasito unas gotitas de agua a las que fuí añadiendo azúcar glas hasta que quedara una pasta como la de la pasta de dientes. La puse en una manga pastelera pequeña y la corté un poquito en la punta para hacer las telarañas. También podéis derretir un poco de chocolate blanco y hacer el mismo proceso con la manga pastelera.
 
 

Y después Lucas comenzó a poner cosas encima, gotitas de chocolate de las de hacer cookies, Lacasitos (aquí sí conseguí que pusiera solo los colores de "Halloween") y por último añadimos unas galletas Oreo troceadas edición especial Halloween que no tuve más remedio que comprar hace un par de semanas (spoiler: saben exactamente igual que las normales).




Y poco más, se puede comer fría, pero recomiendo calentarla un poquito antes.

¡Feliz Halloween! (¿se dice así?)

Besos!








No hay comentarios:

Publicar un comentario