29 de agosto de 2019

Tarta de yogur de chocolate y trufa



El verano todavía sigue pero hoy no lo parece... tanta tormenta debe haberme producido ganas de encender el horno. Será que parece otoño.

Pero, por favor, verano, ¡no acabes todavía!


Aunque en tu ciudad hoy haga calor, seguro que puedes encender el horno un ratito para preparar esta super tarta chocolateada que se hace con yogur de chocolate.

Sí, sí, yogur o natillas de chocolate, lo que prefieras, el resultado es un bizcocho muy jugoso con un relleno de trufa que dan ganas de comerlo a cucharadas.




Tarta de yogur de chocolate y trufa
de Las recetas dulces de Ana

Ingredientes del bizcocho:
  • 2 yogures o natillas de chocolate
  • 4 yogures de harina
  • 4 yogures de azúcar blanco
  • 4 huevos L
  • 1 yogur de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
Ingredientes relleno de trufa:
  • 200 gr de chocolate de tableta de postres
  • 150 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas de azúcar blanco



Empezamos con la crema del relleno para que se vaya enfriando mientras preparamos los bizcochos.

En un cazo ponemos a calentar la nata con el azúcar. Sin que llegue a hervir, añadimos el chocolate en trozos pequeños y removemos hasta que se derrita y se integre con la nata.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar en el frigorífico, tapado, removiendo de vez en cuando. Reservamos.




Para el bizcocho:

Batimos los yogures con el aceite y los huevos.

Añadimos el azúcar y seguimos batiendo.

En un bol, mezclamos la harina con la levadura y el cacao en polvo. Añadimos a la mezcla de huevos y batimos hasta que no queden grumos.

Esta mezcla me gusta batirla con la batidora de mano, con las cuchillas normales, ésta hace que la mezcla coja mucho aire y quede más ligera.

Metemos en el horno precalentado a 170º y horneamos dependiendo del tamaño del molde. Yo lo hice en moldes de 15 cm de diámetro y tardó un poco más de media hora.

También es importante ponerlo en la penúltima altura de la bandeja del horno, que no esté muy pegado al fuego por arriba o saldrán montañas.

Dejamos enfriar un poco los bizcochos, los nivelamos y después los envolvemos en film transparente. Esto también es importante porque hará que los bizcochos se queden aún más jugosos y así los podemos tener preparados del día antes si no tenemos tiempo.




Mientras se enfrían los bizcochos, vamos a acabar de preparar la crema del relleno.

Sacamos la crema del frigorífico y la ponemos en el bol de la batidora de varillas, la batimos hasta que monte un poco. No esperéis que se quede como nata montada, tenéis que ver que quede cremosa y firme.

Ahora rellenamos los bizcochos (si queréis capas más gruesas de relleno tenéis que duplicar las cantidades que os he puesto) y decoramos como más nos guste. A petición de Lucas, la he tenido que decorar con Lacasitos. Dice que parece un castillo ¿qué os parece a vosotros?




Espero que la hagáis y la disfrutéis.

Besos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario