2 de enero de 2013

Bollo de Reyes




Bollo de Reyes o también llamado mi primer intento (y vago) de Roscón.

Tengo que quitarme esa malísima costumbre que se llama pereza, si no fuera por ella, casi con toda seguridad este bollo sería roscón, pero me pilló cansada y no me apetecía pegarme con él para conseguir hacer el agujero en medio que todo roscón que se precie lleva.

También tengo que decir en mi defensa que de sabor quedó buenísimo!






Es la primera receta que hago de roscón de reyes y quizá el problema sea que resulta una masa demasiado pegajosa para poderla trabajar, quizá un poco más de harina solucionaba el problema pero... os he hablado de mi problema de vagancia?






El caso es que por dentro quedó muy jugoso y por eso quiero poneros esta receta, sin duda, es para repetirla y comerlo con un buen chocolate caliente a la taza.







Bollo de Reyes
de Las recetas dulces de Ana


Ingredientes:

  • 140 gr de fermento previo (muy fácil, explico: mezclar 90 g de harina, 50 ml de leche y 2 cucharaditas de levadura, amasar y formar una bola con ello. Dejar reposar en un recipiente tapado con un trapo húmedo hasta que doble su volúmen. Reservar)
  • 120 ml de infusión de leche con cítricos, canela, ron y agua de azahar
  • 340 gr de harina de fuerza
  • 70 gr de azúcar
  • 10 gr de levadura seca de panadería
  • 2 huevos
  • 60 gr de mantequilla
  • 3 cucharaditas de ron
  • 2 cucharaditas de agua de azahar
  • ralladura de medio limón (o chorrito pequeño de zumo de limón)
  • ralladura de naranja
  • huevo para pincelar
  • decoración al gusto (en mi caso pepitas de chocolate!)






En un cazo ponemos a cocer la leche con la piel de lo cítricos y la canela. Dejamos que repose unos minutos.

Se añade el ron y el agua de azahar.

A la harina, añadir esta infusión (dependiendo de la capacidad de absorción de la harina, quizá ese fué mi error, añadir demasiada).
Incorporar el resto de ingredientes, incluido el prefermento que teníamos preparado con anterioridad, excepto la mantequilla.

Amasar unos minutos e incorporar la mantequilla fundida (sin que queme) y se vuelve a amasar.

Dejamos fermentar hasta que doble el volumen (igual que la otra masa, tapada con un paño mojado).
Una vez fermentado, lo estiramos (si os apetece darle la forma de roscón mejor!), lo pintamos con el huevo batido y dejamos reposar en la bandeja del horno cubierta con papel vegetal.

Lo dejamos que vuelva a doblar su volumen y volvemos a pintar con huevo. Adornamos al gusto de cada uno, mi gusto era con chispas de chocolate y azúcar.
Horneamos unos 18 minutos a 200º.






Truco: para hacer los pegotes de azúcar sólo hay que añadir a un buen puñado dos gotitas de agua y remover.

Espero que os traigan muchas cosas los Reyes!






1 comentario:

  1. Pues se ve tan esponjoso que me comería una porción ahora mismo.
    Besos y Feliz Año.

    ResponderEliminar