10 de noviembre de 2017

Bundt cake de yogur y limón



Hola!
Hoy aparezco por aquí para traeros una receta de bizcocho de yogurt y limón muy esponjoso.
Es el que le hago a Lucas para desayunar, bueno, y para toda la familia. Es libre de aceite de palma y grasas feas de las que últimamente está plagado el mercado de la bollería.
Y, como ya apetece al fín encender el horno, es ideal para este tiempo.


Para Lucas lo hago sin el glaseado de por encima, no es necesario darle a los niños ese "extra" de azúcar, sin el glaseado está igual de buenísimo!

Además de estar muy bueno, es super fácil de hacer, ni siquiera te hace falta tener báscula ni vaso medidor porque todas las medidas las haremos con uno de los vasos de yogurt vacios que utilizamos en la receta.

Ya tengo un montón de variaciones de esta receta que os iré presentando poco a poco.




Bundt cake de yogurt y limón
de Las recetas dulces de Ana:

Bizcocho:
  • 2 yogures naturales
  • 4 yogures de harina
  • 4 yogures de azúcar blanco
  • 4 huevos L
  • 1 yogurt de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura Royal (16 gr)
  • ralladura de medio limón
Glaseado:
  • zumo de medio limón
  • azúcar glas hasta conseguir una consistencia firme, como de pasta de dientes.


Precalentamos el horno a 170º aproximadamente.

Mientras, ponemos en un bol (si tienes batidora robot mejor) los yogures, los huevos, el aceite de girasol y la ralladura de limón y batimos bien.

Ahora añadimos el azúcar y seguimos batiendo.

Por último, añadimos la harina y la levadura y batimos hasta que no queden grumos. Si no tenéis batidora de robot, podéis usar la batidora de mano de toda la vida.

Untamos un molde para horno con spray desmoldante o, en su defecto, lo pintamos con una brocha con aceite de girasol y ponemos el contenido del bol en él.

Hornearemos a 170º aproximadamente unos 50 minutos, esto dependerá un poco del horno, es un bizcocho bastante especial, puede que tengas que hacer un par de intentos hasta que consigas la consistencia deseada. Este bizcocho debe quedar muy esponjoso, nunca he visto uno más esponjoso y jugoso que éste, pero si no le dejas el tiempo suficiente se quedará muy apelmazado.

Dejamos enfriar unos minutos en el molde, desmoldamos pasado este tiempo y dejamos enfriar.


Preparamos el glaseado:

En un bol pequeñito, ponemos el zumo de limón y vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco hasta que consigamos la consistencia de pasta de dientes.

Con la ayuda de una cucharilla, la vamos echando por encima del bizcocho hasta cubrir toda la parte superior.

Y ya está! Ya tenemos un bizcocho libre de grasas saturadas y, lo mejor de todo, libre de aceite de palma y similares guarrerías, que últimamente lo tenemos en todas partes (solo tenéis que mirar los ingredientes de la bollería de los supermercados).

Disfrutadlo.


Besos!



2 comentarios: