11 de enero de 2014

Rollitos de canela y fresa




¡Hola! ¿Qué tal va el nuevo año? Espero que vaya bien y que los reyes magos os trajeran muchos regalos.

Seguro que sí, tenéis cara de haberos portado bien.






Hoy traigo una receta muy invernal para acompañar estos días fríos. No dudéis en encender el horno para hacerlos, queda un delicioso olor a canela en toda la casa.

Como era la primera vez que los hacía, eché poca canela y poco relleno, pero en la receta os pondré más cantidad para que no os pase como a mí. Quizá fue que la receta original estaba en cup y teaspons y al convertirlo a gramos me quedara corta (además de tener la mala costumbre de no seguir nunca una receta al pié de la letra).







Rollitos de canela y fresa
de Las recetas dulces de Ana

Para los rollitos
  • 180 ml de leche
  • 75 gr de mantequilla
  • 360 gr de harina + 50 gr más aprox
  • 2 tsp de levadura en polvo
  • 55 gr de azúcar
  • 1/2 tsp de sal
  • 1 huevo
  • 60 ml de agua


Estas son las famosas cucharas medidoras que se usan en la repostería americana,
ahora ya se pueden conseguir en casi cualquier tienda de menaje de cocina.


En un cazo, calentamos la leche con la mantequilla hasta que se derrita y lo dejamos templar.

En un bol, mezclamos los 360 gr de harina con la levadura, el azúcar y la sal. Añadimos el huevo y el agua. Lo mezclamos un poco, quedará migoso.

Añadimos ahora la mezcla de leche y mantequilla y mezclamos bien hasta que quede una masa. Agregamos ahora los 50 gr de harina que nos quedaban.

Amasamos hasta formar una bola y lo dejamos reposar 10 minutos tapado con un paño.

Pasados esos minutos, estiramos la masa en forma de rectángulo como en esta foto:






Preparamos el relleno:

En un bol, hacemos una mezcla de canela (dos cucharadas mínimo, dependerá de lo que os guste), azúcar moreno (mínimo 3 cucharadas grandes) y mermelada de fresa (mínimo 2 cucharadas grandes).

Repartir bien esta mezcla sobre el rectángulo de masa y formar los rollos.

Yo corté tiras de un centímetro y medio aproximadamente.







Untamos un poquito de leche sobre los rollos y los colocamos como en esta foto.

Horneamos a 180º durante 30 minutos (horno precalentado siempre).





Por último, en un vaso, ponemos una pizca de leche a la que iremos añadiendo azúcar glas para hacer el glaseado que pondremos por encima.







Y aquí tenéis el resultado. A mí me han gustado mucho pero sí es verdad que no es un bollo ligero. Es perfecto para desayunar con un vasito de leche o un café.

Que lo disfrutéis!






1 comentario:

  1. Uff que pinta y nunca los habia visto con mermelada de fresa, tiene que darle un toque super sabroso!! Me encanta!!!

    ResponderEliminar