21 de febrero de 2013

Cupcakes de Guinness




Ya estoy por aquí otra vez, ¿seguimos todos?

El otro día me metí en la cocina para hacer un Guinness stew (o lo que es lo mismo un estofado de carne con Guinness), lo probé en Dublín y me gustó tanto que lo he repetido ya un par de veces (por cierto, he conseguido que se parezca bastante).

El caso es que, como estas latas de cerveza son tan grandes, me sobraba media lata y aproveché para hacer estas cupcakes que tenía pendientes de probar.






No estaba muy convencida yo de utilizar cerveza para hacer algo dulce... pero parece que gustaron! A mí lo que me pierde es la crema de arriba...

La receta que utilicé me dió para hacer 12 cupcakes y además una tarta de 15cm, por lo que os voy a poner la mitad para que hagáis una cosa u otra.






Cupcakes de Guinness
de Las recetas dulces de Ana

  • 65 ml de cerveza negra Guinness
  • 65 gr de mantequilla
  • 20 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • 100 gr de azúcar
  • 40 ml de nata líquida
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gr de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato

Frosting:

  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • 200 gr de azúcar glas
  • un chorrito de nata para montar
  • 1 cucharada de queso de untar (nada de light ¿eh? que sino no monta)





En un cacito ponemos la cerveza a calentar, sin que llegue a hervir, y le agregamos la mantequilla hasta que se derrita. Retiramos del fuego.

En un recipiente ponemos los ingredientes secos y los mezclamos bien. En otro ponemos los ingredientes húmedos y les añadimos la mezcla de cerveza y mantequilla.

Poco a poco, ir mezclando los ingredientes secos con los húmedos hasta que quede una masa uniforme y sin grumitos.

Precalentamos el horno a 160º.

Ponemos los papeles de las magdalenas en una bandeja para cupcakes y rellenamos con la mezcla hasta la mitad.

Horneamos unos 20 minutos.

Para el frosting:

Poner en un bol la mantequilla, a temperatura ambiente, y el resto de ingredientes y batimos unos minutos hasta que quede una crema lisa. Utilizar una batidora de dos varillas. Si la crema se quedara muy espesa, añadir un poco más de nata con cuidado de no dejarla demasiado líquida.






Mirad qué tarta tan bonita queda!

Me ha pasado como cuando hice las cupcakes de Coca-Cola, que tienen un sabor muy diferente pero a la vez están riquisimas.

Ya me contaréis.

Besitos!






1 comentario:

  1. Vaya pinta que tienen... de momento sólo he hecho las de nutela pero el próximo día caen estas. Muchas gracias Ana por tus recetas y tus ideas. Un saludo,
    @easaavedra

    ResponderEliminar